Contacto e-correo. apoyo@asociacionapoyo.org
teléfono 91-437-9815

¿quienes somos?


La asociación Apoyo se constituye a principios de los años 80 gracias al compromiso de los primeros socios con los problemas de su barrio y con la  convicción de que desde el compromiso social se aporta una vía de solución para los diferentes conflictos, complementaria a la respuesta ofrecida desde las instituciones.
Apostamos por acompañar a aquellas personas que afrontan su proceso de promoción social sin apoyos familiares estables, desde una situación de marginación fruto del consumo de drogas, la migración en soledad o la desventaja social y familiar.
Todo esto lo realizamos desde:
El acompañamiento.
La justicia restaurativa.
El compromiso profesional de los socios
La concienciación social, la reivindicación política:
Y todo esto porque soñamos con que cada persona pueda ser lo que late en su corazón, porque sabemos que la fuerza por conquistar la vida transforma la vida.
  
Acompañar a personas que optan por reinventar su vida, sintiéndonos parte de una familia que vamos creando poco a poco, sin vínculos de sangre pero con vínculos igualmente profundos que surgen de la apuesta común por recuperar la libertad perdida, la posibilidad de optar, de decidir, de no depender del consumo de una sustancia o de las circunstancias del lugar de nacimiento o de la fuerza de las costumbres de un grupo social.
Este encuentro personal se realiza desde la opción que en resolución de conflictos se denomina “todos ganan” frente a “yo doy-tu recibes”; buscamos construir juntos. Situados en el mismo plano, cada uno aporta su conocimiento y experiencia, sus capacidades y miedos, y desde ahí, recorremos el camino de la promoción social.
Estar presente en el recorrido; aportar una visión crítica de las decisiones que se van tomando, proponer alternativas y sobre todo compartir el día a día del itinerario elegido. También acompañar fracasos, decisiones erróneas para que el otro sepa que sobre todo nos interesa él y que en el momento en que quiere retomar, allí nos encontrará.

Justicia restaurativa, recorriendo ese camino de la promoción social, constatábamos las dificultades con las que se encontraban las personas a las que acompañábamos para hacer realidad en sus vidas el principio de la reinserción social. Sentencias extemporáneas, mala defensa, falta de recursos económicos y personales, nos impulsaron a buscar alternativas a la justicia retributiva convencional que no estaba sabiendo dar una solución adecuada a las necesidades de víctima e infractor. Impulsamos, junto al Ayuntamiento de Madrid (departamento de reinserción de Madrid-Salud) y la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia, el servicio de mediación penal comunitaria, para adultos. Hoy desaperecido a causa de los recortes sociales del Ayuntamiento. La mediación, una herramienta con vocación pacificadora se vincula así con un modo de entender la justicia, las relaciones sociales e incluso con una forma de concebir al ser humano y sus posibilidades. La pretensión no es otra que: humanizar el sistema penal y dignificar a quienes lo padecen (infractores y víctimas y, a veces, a los propios operadores jurídicos).

El compromiso profesional de los socios: Apoyo es una asociación constituida por ciudadanos que optan por compartir su vida. Desde la convicción de que la promoción de la sociedad es tarea de todos, aportan su tiempo y conocimiento a esta causa. Por ello, no diferenciamos entre voluntarios y contratados. Todos somos APOYO y lo que nos une es la opción por crear un mundo más justo.

La concienciación social, la reivindicación política: somos conscientes de que la asimetría social tiene causas profundas que sólo cambiarán con decisiones políticas, por ello participamos desde la denuncia social y la propuesta de alternativas en aquellas causas que afectan a la vida de las personas que acompañamos

          Durante todos estos años, APOYO ha compartido con otras asociaciones la realidad que vivía, consciente que una trasformación social requiere del esfuerzo colectivo de todos los que empujamos en una misma dirección. 


un último PUNTO.

         Todo esto es parte de APOYO, lo más importante no somos capaces de plasmarlo en ningún papel; son sentimientos, alegrías de lo logrado, fiestas que celebran la libertad de la cárcel, la emancipación pasados los cincuenta a una casa compartida, el lograr un trabajo, la tramitación de unos papeles o la revocación, por injusta, de una orden de expulsión; la obtención del titulo de secundaria o el logro de terminar un curso de peluquería. La alegría del encuentro con la familia en puertos de África de chicos que muy jovenes abandonaron todo y lograron sobrevivir a la muerte al cruzar la frontera.
Y también el dolor por chavales que no salen adelante,  o por aquellos que luchando hasta el final, vieron cómo su vida era arrebatada por el SIDA. El sufrimiento de vidas adolescentes maltratadas y la suerte, la inmensa suerte de la alegría de compartir nuevas vidas que nacen.
         Por esto, queremos recordar y agradecer lo compartido a los que se fueron y son Apoyo, a los que abandonaron y son APOYO y saben que les esperamos y agradecer y seguir compartiendo a los que seguimos encontrándonos día a día.
A los que apuestan por los sueños, los que luchan por los sueños siendo fieles a si mismos, gracias.

Huerta Hermana Tierra

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...